HOMENAJE A LUCHO DIAZ

Compañero,
Quisiera hoy creer que es posible el cielo
que es posible resucitarnos
pero
usted ni yo creímos ¿verdad?
en esa mentira celeste
y más me duele hoy.

Si al menos creyese
podríamos vernos allá
allá cantaríamos
me presentarías tu novia
y yo te daría mi poema póstumo
posiblemente ahora no me escuchas Lucho Díaz
posiblemente nada es posible contigo.

Esta bomba de muerte
me deja medio muerta
sin campanitas, ni mejor suerte.
Podía suponer que irías libre
dispuesto a recuperar lo nuestro
que le darías oportunamente la palabra
al camarada 38 hasta que no le quedasen
sonidos en el cargador
y cayese pulverizado el odio
y sin embargo te dieron ellos
inoportunamente te dieron.

Quedamos solos
te quedaste allá pero bien contrachequeado
con mejor patria para Domingo Valdebenito*
tú Domingo Valdebenito
porque no avisaste que venían ellos
y así al menos corriese más y más.
No nos queda más que tu muerte
más que tu patria
que seguiremos levantando
que seguiré librando en cada calle
en cada feria
en cada encuentro.

No nos queda más que este deber irremediable
de rodear tu tumba de territorio liberado
de gritos y consignas revolucionarias.
No me queda más que avisarte compañero Lucho
que nos encontraremos en la cuarta dimensión
en la dulce clandestinidad de la Patria
en la polvorienta clandestinidad de Pudahuel
y que la inconmensurable patria nueva
de poder proletario y popular
que podemos y pudiste construir
nos espera.

Esta Patria Libre o Morir
ya escoge su hora su momento
su guerra
nos espera allí vamos compañeros proletarios
pobladores aguerridos
milicianos inexpertos
en esta Patria Libre o Morir
solo le cabe tu puntería
tus ráfagas
le cabe un Domingo Valdebenito libre
no esclavo
no carretonero de feria.
Y tu muerte
y mi mediamuerte me llena de vida
pero sobre todo de deber
de opción inclaudicable.

Patria Libre o Morir
el cambate augurada
sin ambigüedad ni tregua
nos espera
allá voy
voy a tu invitación
a resucitarte entre los vivos
« a levantar tu puño entre los puños »
« a disparar tu bala entre las balas »
a resucitarte en el combate
a ponerle a mi columna libertadora « Compañero Lucho Díaz »
a recuperar tus armas
tu vida.

No creímos en la mentira celeste del cielo
y la resurrección
pero creímos en tomar el cielo por asalto
en la insurrección proletaria
…pues sabíamos que Patria Libre o Morir
Tus compañeros seguiremos sin ambigüedad ni tregua
con Domingo Valdebenito, con Mauricio, conmigo, contigo
tiene sentido
Patria Libre o Morir ya escoge su hora su momento
su guerra
allá vamos todos
aguarda compañero
que rodearemos tu tumba de territorio libre
venceremos en la tierra
nos hallaremos en la victoria.
Adiós compañero del alma
de la Resistencia.

10 de enero de 1985.-

Notas:
– Lo que está entre comillas se lo tomé prestado a Mario Benedetti, a quien tanto admiramos con
Lucho.
– * Domingo Valdebenito es un niño carretonero de las ferias de Pudahuel. Lucho intentó hacerle una canción que dejó inconclusa. Intentó construirle una Patria Libre o Morir. Lucho murió el 29 de diciembre en combate.